Regla n° 1: La frase

Cada jornada uno de los participantes propondrá una frase, y todos los demás continuarán su relato a partir de ella. ¡Ojo! La frase no debe estar metida ahí con calzador y luego enlazarse con el resto del texto de cualquier manera. El relato debe ser realmente una continuación de la frase. Se permite puntuar a la baja si se considera que el relatista ha escrito lo que le ha dado la gana pasándose la frase por el forro 🤨. Atención porque la elección de la frase es más importante de lo que pueda parecer. Se supone que el/la relatista que propone la frase “juega con ventaja”, porque ya tendrá pensado su relato, mientras que los demás deberán arreglárselas para ver cómo continuarla. Aprovechad vuestro turno de frase y tratad de ponérselo difícil a los demás. Luego ya si os pitan los oídos (cosa que ocurrirá) es cosa vuestra 😂.

Regla n° 2: Longitud

No hay un número mínimo de palabras, como si queréis poner “hola y adiós”, pero el número máximo es de 700 palabras, ni una más.

Regla n° 3: Fechas de entrega

La fecha de entrega de los relatos es cada dos semanas, o sea, el segundo domingo a partir del momento en que se lanza la frase. Una vez entregados todos los relatos, el Comité enviará a relatistas y jueces una página con todos ellos, con unas estrellitas muy monas para puntuarlos, y un cuadrito donde podrán poner comentarios si así lo desean: “Me ha gustado, pero el final lo veo flojo”, “Es una maravilla, te doy un 10”, “Dedícate a otra cosa, esto no es lo tuyo”… Obviamente, el Comité no duda de su buena fe y de que votarán de manera sincera y respetuosa.
   En resumen, una semana es para escribir, y la otra es para leer y votar.
   El relatista que no entregue a tiempo su relato, cosa que ocurrirá más de una vez, quedará sin puntuación esa jornada, con el consiguiente riesgo de hundirse miserablemente en la clasificación general, y el escarnio y cachondeo de sus amigos y familiares 😁. Del mismo modo, la puntuación también es obligatoria. El relatista que no envíe sus puntos perderá los que haya recibido esa jornada. Esto es lógico, porque si te han dado todos puntos y tú no les das a ellos, es como si les dieras un 0, y eso no está nada bien 🤷‍.

Regla n° 5: La puntuación

Una vez recibidas las puntuaciones de todos los participantes y las de los jueces externos, se sumarán todas y se hará la media. Si uno recibe un 3, un 6 y un 8, su puntuación será un 5,6 (y se cagará en el que le ha puesto el 3, pero esa es otra historia 💩). Seguidamente, en función de la posición en la que hayan quedado esa jornada, se les otorgarán los puntos que aparecerán a la clasificación. Por ejemplo, si somos 10, y Fulanito/a ha sido el relato más votado de la jornada, se llevará 10 puntazos, el segundo se llevará 9… y el último 1 puntillo de mala muerte, junto con una soga para colgarse. Pero no pasa nada, porque eso le hará reaccionar y hacer una obra de arte en la siguiente frase, y vengarse vilmente de tanta rata cruel 🦾.
De todas formas, el hecho de dar puntos y hacer una clasificación no tiene mayor importancia; es solo para darle vidilla. Lo que cuenta es divertirnos, expresarnos, desahogarnos y decirle sutilmente a nuestra suegra lo que nunca nos atrevimos a decirle en persona.